Sexo Telefónico

fantasías sexuales

Como me masturbe en un servicio de sexo telefónico con chicas

Reconozco que no era la primera vez que lo probaba. No se podía decir que realmente estuviera enganchado pero sí que me gustaba llamar muy de vez en cuanto y calentarme en alguna noche en la que no consiguiera metérsela a ninguna tía. Había visto ese servicio de sexo telefónico con chicas muchas veces, pero siempre había algo que me impedía llamar.

📞Sexo telefónico: una experiencia que deberías probar

Si ya te aburren las experiencias de sexo convencionales, y te gustaría probar con algo distinto, con una situación que realmente marque la diferencia, y que te haga experimentar nuevos planos de placer, lo más seguro es que te interese echar un vistazo al sexo telefónico. Es un tipo de práctica sexual que se ha puesto muy de moda, y que cada vez cobra más adeptos.

¿Realmente podemos sentir placer por teléfono? Lo cierto es que si. Los servicios de sexo telefónico pueden ayudarte a sentir lo que nunca antes has sentido: y es que una chica al otro lado del teléfono hará lo imposible para que te lo pases genial.

Las mujeres que se encuentran al otro lado harán lo imposible para que te lo pases estupendamente, para que puedas tomar la decisión de elegir como vas a terminar dicha experiencia.

Si todavía no sabes que puede hacer por ti el sexo telefónico, te invitamos a seguir leyendo. En cuanto conozcas sus ventajas y particularidades, seguro que no te lo piensas dos veces. Lo mejor es probarlo para sacarte de dudas ¿te atreves a llamar? Las chicas con las voces más sexys te esperan en el 803 477 614.

💦Quieres correrte haciendo sexo-telefónico

números eróticos gratis

El problema de este servicio es que todavía hay muchas personas que no terminan de fiarse, que piensan que es algún tipo de estafa. Ahora bien, nosotros podemos asegurarte que vas a querer repetir si lo pruebas…. Y es que no es para menos.

Imagina poder elegir a la chica que quieras, a una a la que te puedas follar por el teléfono: y no importará si estamos hablando de una rubia tetona, de una pelirroja que tiene pecas en el rostro (o en cualquier otra parte del cuerpo), a maduras con una amplia experiencia, a universitarias, o cualquier otro perfil…. Puedes tener a quien quieras.

¿Quieres que te demos placer? ¡llama a nuestras chicas para sexo telefónico!

¿Pide el servicio que quieras, quieres que se masturbe y escucharla gemir de placer? ¿O prefieres que te susurren al oído todo lo que te harían? Pídelo y nosotras nos encargaremos de excitarte y ponerte a 100. Cualquier servicio es válido una paja por teléfono o mejor una mamada ¡Tu decides!

¿Pero sabes lo mejor de todo? La experiencia finalizará cuando quieras, cuando decidas que toca colgar el teléfono. No estarás condicionado ni por horarios, ni por ningún otro tipo de imposición. Lo único que tendrás que hacer es sentarte y ponerte a disfrutar, ya que las mujeres que están al otro lado del sexo telefónico se encargarán de hacerlo todo por ti.

Experiencias con números de sexo telefónico

Lo anunciaban en un gran cartel que se podía ver desde la oficina aunque claro… estaba censurado como “llamadas de contactos” o algún otro eufemismo que no recuerdo ahora mismo.

sexo telefónico

El caso es que no resultaba demasiado atractivo. El cartel era completamente oscuro destacando sus letras en tono rosado y un logotipo increíblemente colorido. De alguna forma conseguí memorizar el teléfono. Se ve que de tantas veces que lo vi se me quedó en la mente.

Era sábado por la noche y estaba lloviendo de forma torrencial. El clima no me iba a impedir que terminase follando pero si la gripe que invadía mi cuerpo. Llevaba ya unos días así y parecía que los antibióticos no me hacían nada.

Tal fue mi aburrimiento que decidí que había llegado el momento de llamar a este servicio de sexo telefónico con chicas.

Lo primero que me sorprendió es no encontrar una grabación que me mantuviera mucho tiempo a la espera. Tengo que reconocer que eso es algo que siempre he odiado… es más, muchas veces he colgado el teléfono con rabia precisamente por eso.

De entrada la chica se ofreció a jugar conmigo. Se me presentó como una madurita morena, juguetona y tetona. La verdad es que no me gustaba tener sexo con maduras, ni en la vida real ni por teléfono, pero quizá fue la forma en la que lo dijo lo que me hizo decidirme por ella.

Fue como tener una conversación con una novia muy apasionada. Me empezó preguntando por algunos detalles triviales de mi vida (seguramente con la intención de conocerme mejor) y luego se centró en otros que tenían más contenido sexual.

La verdad es que no sé cuándo pasó, pero la fiebre de mi cuerpo fue sustituida por otro calor mucho más placentero. Antes de darme cuenta me estaba corriendo sobre el suelo del salón. Tuve que limpiarlo antes de que llegase mi esposa y se diera cuenta del número que acababa de montar.

👠Sexo telefónico barato: ¿Dónde encontrar las mejores ofertas?

Se suele decir que la llamada a los números eróticos son caras lo mires por donde lo mires y que, por mucho que puedas llegar a buscar, será muy complicado que puedas encontrar un buen servicio de sexo telefónico barato que realmente te ayude a ahorrar en cada llamada que hagas.

Ahora bien, esto no es cierto.

La verdad es que, al existir tantos negocios relacionados, no son pocos los negocios los que lanzan ofertas para ayudarnos a ahorrar lo máximo posible.

Si eres un fanático de estos números, probablemente la información que vas a leer a continuación te va a interesar. ¡Llama a al número más Barato 803 477 314!

Ofertas en sexo telefónico barato

Amigos

Antes de empezar a probar diferentes servicios de sexo telefónico barato, siempre puedes tirar de tus amigos. En el caso de que ellos ya hayan probado diferentes servicios, lo único que tendrás que hacer es preguntarles por su experiencia y empezar a formarte una primera opinión de si realmente te merece la pena hacer la llamada o no.

Esto solo es útil si tus amigos han llamado… de lo contrario, no te va a servir de nada.

Ofertas especiales en revistas y periódicos

Las empresas de “sexo telefónico barato” se gastan una gran cantidad de dinero en publicidad. De esta forma puedes encontrar los mejores precios para poder ver cuales se ajustan a tu presupuesto.

Aparecen ofertas especiales cada muy poco tiempo; tan solo tienes que estar pendiente de cuando aparezcan.

Internet y Online

En Internet podemos comparar cualquier tipo de opción que haya salido; además, si la empresa tiene blog podemos suscribirnos a sus novedades y así estar a la última de todo lo que nos puedan comentar.

Tres opciones para conseguir un buen servicio de “sexo telefónico barato” sin duda.

¿Quién puede llamar a un servicio de sexo telefónico?

No hay ninguna restricción en cuanto a este tipo de llamadas, más que el hecho de ser mayores de edad (de 18 años en adelante). Son muchos los hombres (y las mujeres), de diferentes edades que buscan aliviarse en su día a día, y deciden hacer su llamada al servicio de sexo telefónico, para tener ese toque de satisfacción que necesitan progresivamente.

Y dará igual si tienes pareja, o si estás soltero, incluso si estás empezando una relación. Tu pareja no debería de enfadarse si haces esto… pero si lo hace, piensa que tú no estás haciendo nada malo, que no son cuernos.

Cada día son más personas las que se deciden por el sexo telefónico… ¿Por qué no te decides de una vez? Vivirás una experiencia única que, ya te adelantamos, vas a querer repetir.

Copyright © 2019 Lineas Eróticas | Lineas Calientes www.telefonos.lineaseroticas.tv
Esta web tiene contenido para adultos (mayores de 18años), por lo tanto si eres menor abandona la web.
Servicio de entretenimiento para adultos(+18 años) ofrecido por Antonio Peña, Apdo 59 Sta Mª del Águila 04710.
Precios por llamada: 1,21€/minuto. Desde Red Fija y 1,57€/minuto. Desde Red móvil(IVA incluído).
Aviso Legal y Política de Privacidad

DMCA.com Protection Status

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta. Leer más

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámame, te estoy esperando...