Línea erótica gay

Línea erótica gay: Una experiencia que nunca habría imaginado que me pudiera gustar tanto

línea erótica gay

Antes de empezar a relatar esta historia tengo que deciros que soy muy macho ¿vale? No permito que se me cuestione mi hombría.

Follo cuando quiero y donde quiero; no faltan tías que se quieran comer mi polla allá donde vaya. Sin embargo, soy insaciable. No me basta únicamente con correrme dentro de ellas, también me gusta llamar a líneas eróticas y seguir masturbándome en solitario, aunque ayudado por sus voces.

Un día, debí de marcar mal algún digito o algo, la cuestión es que llame a una línea erótica gay.

Una experiencia que no saldrá de aquí

La cosa es que el hombre que me atendió tenía una voz algo femenina, por lo que, aunque en un primer momento noté algo raro, no le di demasiada importancia.

Pedí que me pasasen con la primera que estuviera disponible y antes de que empezará a hablar ya me estaba tocando la polla. En el momento en el que me habló me sorprendió encontrarme con un vozarrón increíble que, indudablemente, era el de un tío.

Estuve a punto de colgar pero el me dijo que se estaba metiendo los dedos por el culo… Recuerdas lo que te he dicho antes de que soy muy macho ¿no? Pues sigue teniéndolo presente.

El caso es que no sé muy bien porque pero cuando escuché esas palabras mi polla y mi mente empezaron a danzar en lugares diferentes. Mi mente me decía que colgase el número de la “línea erótica gay” mientras que mi pene quería descargar.

Después de 2 o 3 sacudidas más, cuando estaba casi a punto de explotar, decidí colgar el teléfono y llamar a un servicio de rubias.

No es que no me gustara, es que tengo miedo de que me guste demasiado…

Línea erótica Gay: Razones para llamar

¿Alguna vez has llamado a una línea erótica gay? Supone una estupenda manera para pasarlo mejor que nunca. Existe un error que cometemos de manera habitual y es pensar que este tipo de líneas es solamente para homosexuales… Pero nada más lejos, también nos puede servir para abrir un poco nuestra mente, probar cosas nuevas que, quizá, hasta nos terminen gustando o directamente para pasar un buen rato con un grupo de profesionales que hará lo imposible para satisfacerte.

Nuevo mundo de posibilidades: Si siempre llamamos al mismo tipo de línea erótica, probablemente esta práctica se nos hará algo aburridas hasta que finalmente ya no lo hagamos. Por ello, se recomienda variar, probar servicios diferentes, y llamar a una “línea erótica gay” es una muy buena idea a considerar.

Tú tienes el control: Tienes que recordar que llamar a una línea homosexual no te convierte a ti mismo en gay ni mucho menos, estas son tan sólo algunas ideas preconcebidas que la sociedad ha integrado en tu mente, pero que no son ciertas ni por asomo. En este recordar que, desde el momento en el que hagas tu llamada, vas a tener pleno control sobre la misma: si en un momento dado, sino te sientes cómodo o directamente no te gusta lo que te están contando, siempre puedes conocer y olvidarse de todo.

Puedes llamar con un amigo/ amiga / pareja: Si quieres llamar a una línea erótica gay, pero no te atreves, siempre puedes decirle a un amigo o a tu pareja que te acompañe en esta nueva aventura. Aunque puede ser un paso que os cueste de dar a los dos, seguro que, en cuanto os hayáis atrevido, no lo lamentaréis.

teléfono de chicos gays

Así que ya sabes: si quieres hacer algo muy divertido con tu teléfono, este tipo de líneas te esperan.

Copyright © 2017 Lineas Eróticas | Lineas Calientes www.telefonos.lineaseroticas.tv
Esta web tiene contenido para adultos (mayores de 18años), por lo tanto si eres menor abandona la web. Aviso Legal
Servicio de entretenimiento para adultos(+18 años) ofrecido por Antonio Peña, Apdo 59 Sta Mª del Águila 04710.
Precios por llamada: 1,21€/minuto. Desde Red Fija y 1,57€/minuto. Desde Red móvil(IVA incluído).

Llámame, te estoy esperando...